Suspensión del desahucio y lanzamiento de personas vulnerables sin alternativa habitacional: Nuevo plazo y ampliación de medidas

Nadie podía prever desde la declaración del estado de alarma en marzo de 2020, y su finalización en junio, que la pandemia continuaría estos últimos meses del año con una segunda ola y persistentes efectos negativos en muchos ámbitos, dando lugar a una nueva declaración de estado de alarma.  Esto se traduce en el campo de los arrendamientos urbanos en la falta de pago de la renta por parte del arrendatario y la falta de ingresos para el arrendador, y debido a ello asistimos a una continua aprobación de normativas para modificar o ampliar las medidas excepcionales en el alquiler de vivienda contenidas en el Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo.

La suspensión del desahucio y el lanzamiento en el arrendamiento de vivienda constituye la primera medida de ayuda al alquiler de vivienda habitual incluida en el RDL 11/2020, de 31 de marzo.

Posteriormente, el RDL 30/2020, de 29 de septiembre, en la Disposición Final Cuarta ampliaba esta posibilidad hasta el 31 de enero de 2021 ante la segunda ola de la pandemia generada por el COVID-19 y sus efectos en aquellos arrendatarios en situación de vulnerabilidad social o económica.

Pues bien, con fecha 2 de diciembre de 2020, el vicepresidente de Derechos Sociales y el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, han llegado a un acuerdo para prohibir todos los desahucios de hogares en situación de vulnerabilidad y sin alternativa habitacional mientras dure el estado de alarmahasta el 9 de mayo de 2021, que se plasmará en otra nueva disposición legal en el próximo Consejo de Ministros.

En definitiva, estamos a la puerta de la aprobación de otra normativa, de carácter marcadamente social, que extiende la imposibilidad de lanzamientos de población vulnerable con un carácter mucho más amplio y que se aprobará presumiblemente en el siguiente Consejo de Ministros. Asistiremos a la paralización de los desahucios durante más de un año, desde el 2 de abril de 2020 hasta el 9 de mayo de 2021, que probablemente, cuando se reanude, dará lugar a uno de los mayores atascos judiciales debido a las numerosas demandas por falta de pago de la renta y otras cantidades.

Fuente: https://www.blog.sepin.es

blancoroureadvocats

blancoroureadvocats

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies