Relevo de padres a hijos, un paso difícil en las empresas familiares

El relevo generacional entre padres e hijos todavía es un proceso difícil de realizar para la mayoría de empresas familiares y muchas de ellas retrasan en exceso el momento.

Este retraso entraña dos riesgos para el negocio. Por un lado, supone un freno al cambio y a la adaptación del modelo de negocio a nuevas realidades. Por el otro, suele acabar conllevando que el traspaso se haga tarde y mal y que la nueva generación tenga que asumir la dirección de la empresa familiar de forma abrupta.

El miedo a jubilarse es uno de los principales motivos que explica por qué al fundador o fundadores del negocio les cuesta tanto encontrar el momento de traspasar la empresa sus hijos.

Otros de los motivos son la falta de confianza en la generación entrante, no tener aficiones y/o amigos fuera del negocio familiar y no tener asegurado el respaldo económico tras la jubilación, entre otros.

El acompañamiento a ambas generaciones es indispensable para que el relevo generacional se lleve a cabo con éxito.

Fuente: https:/diariojuridico.com

blancoroureadvocats

blancoroureadvocats

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies