¿Cuáles son los principales cambios de la nueva normativa de tráfico de la DGT?

El 10 de noviembre de 2020, el Consejo de Ministros aprobó  un paquete de reformas legales en materia de tráfico y circulación para generar un nuevo  modelo de seguridad vial. El objetivo es reducir un 50% el número de fallecidos y heridos graves  en accidentes de tráfico durante la próxima década. Las nuevas medidas se implementarán a lo  largo de 2021 y conllevan novedades tales como el endurecimiento de algunas sanciones,  nuevos límites de velocidad en ciudad o una nueva regulación de los Vehículos de Movilidad  Personal.

Con la nueva regulación, aquellos comportamientos que generan más riesgo para la  conducción conllevarán la retirada de un mayor número de puntos. Conducir sujetando en la  mano el teléfono móvil, por ejemplo, pasará a suponer la retirada de 6 puntos. Del mismo modo, no llevar el cinturón de seguridad pasará de representar la pérdida de 3 a 4 puntos.

Multa por tenencia de detectores de radares 

Además, la nueva normativa contempla multas de 500 euros y la retirada de 3 puntos por llevar  en el vehículo mecanismos de detección de radares o cinemómetros. Por otra parte, la regulación elimina la posibilidad de que los turismos y las  motocicletas puedan rebasar en 20 km/h los límites de velocidad en las carreteras  convencionales cuando adelanten a otros vehículos.

Del fraude en los exámenes a los límites de velocidad 

La nueva normativa contempla sanciones de 500 euros si se comete fraude en los exámenes de conducir utilizando dispositivos de intercomunicación no autorizados, además la persona sancionada será penalizada 6 meses sin poder presentarse de nuevo  al examen.

Asimismo, la reforma incluye la modificación del art. 50 del Reglamento General de Circulación,  y redefine los límites generales de velocidad en vías urbanas.

La nueva ley también regula los vehículos de movilidad personal y los define como “vehículos  de una o más ruedas dotados de una única plaza y propulsados exclusivamente por motores  eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima comprendida entre 6 y  25 km/h”, es decir, patinetes y bicicletas eléctricas, entre ellos, excluyendo a los vehículos para personas con movilidad  reducida.

En este sentido, como cualquier otro vehículo de motor, quedará prohibida su circulación por  las aceras y por las zonas peatonales y deberán cumplir las normas de circulación como el  resto.

Fuente: https://diariojuridico.com

blancoroureadvocats

blancoroureadvocats

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies